Limpieza o Higiene Facial:  Por qué hacerla y Cuándo


El consumo de alcohol o tabaco, una alimentación inadecuada, la polución ambiental y las propias secreciones de la piel están en el origen de las impurezas que aparecen en nuestro cutis y que dificultan e incluso llegan a impedir que la piel respire adecuadamente.

Eliminar estas impurezas y hacer así posible una buena transpiración cutánea es imprescindible como paso previo a cualquier tratamiento facial específico.
La limpieza o higiene facial es una técnica profesional que elimina todas las impurezas acumuladas en la zona, tanto las de origen ambiental como las específicas de la piel (puntos negros, etc). Así la piel puede oxigenarse perfectamente y quedar limpia y radiante; además, estará en perfectas condiciones para recibir y aprovechar los tratamientos que se realicen a continuación.
Higiene facial
El protocolo del tratamiento y los productos utilizados pueden variar dependiendo del centro, pero la norma general es que la higiene facial combine en una misma sesión varios tratamientos: exfoliación, peeling, mascarillas y productos para tonificar e hidratar la piel en profundidad.

En lo que se refiere a la frecuencia con que es aconsejable realizar la limpieza cutánea, la respuesta depende del tipo de piel. Así:

  • Si se trata de un cutis con tendencia a padecer acné convendrá realizar una higiene facial una vez a la semana o cada quince días.
  • Si tu piel es mixta, una vez al mes o cada 20 días será suficiente.
  • En las pieles especialmente sensibles, la frecuencia depende directamente del grado de sensibilidad, siendo aconsejable en todo caso que se realice al menos una vez al mes.

Drenaje Linfático Manual: Qué es, beneficios y contraindicaciones

Drenaje Linfático Manual

El drenaje linfático manual es una terapia que consiste en realizar sobre la piel un masaje de movimientos lentos, rítmicos, armónicos y muy suaves que, cuando se realizan en la dirección correcta, siguiendo la corriente de los conductos linfáticos, estimula el drenaje de estos conductos linfáticos, limpiando las zonas congestionadas. Según los Vodder, esta técnica requiere cierta dosis de intuición y mucha precisión, ya que la presión es un factor determinante y cada caso, así como cada paciente, requiere cuidados y manipulaciones específicas.

Indicaciones del Drenaje Linfático Manual

El drenaje linfático manual ha sido abundantemente empleado en la medicina alternativa, aunque cada vez más se usa también en hospitales, fundamentalmente en el área de oncología para el tratamiento de linfedemas, edemas traumáticos o complicaciones linfáticas posteriores a una cirugía. Otra de las áreas donde el drenaje linfático manual ofrece muy buenos resultados es en el campo de la estética. Estas son algunas de las indicaciones del drenaje linfático manual:
  • Edemas (embarazo, faciales, linfoestáticos, del sistema nervioso, postoperatorios, etc.)
  • Várices
  • Fibromialgia
  • Acné
  • Celulitis
  • Piernas cansadas o hinchadas
  • Migrañas, dolor de cabeza, vértigo
  • Artrosis, artritis
  • Hematomas
  • Hipertensión
  • Edema premenstrual
  • Edema por problemas renales
  • Afecciones del aparato digestivo
  • Ansiedad Estrés

Beneficios del Drenaje Linfático Manual

  • Regula el equilibrio hídrico del organismo
  • Mejora el funcionamiento del sistema linfático
  • Mejora la circulación de retorno
  • Depura el organismo
  • Tiene un efecto muy sedante en el sistema nervioso
  • Baja la presión sanguínea
  • Estimula la función renal
  • Estimula el sistema inmunológico

Contraindicaciones del Drenaje Linfático Manual

Aunque el drenaje linfático manual es una técnica muy suave que beneficia el estado de salud en general, estácontraindicado en los siguientes casos:
  • Infecciones agudas
  • Inflamaciones agudas
  • Edemas por insuficiencia cardíaca
  • Flebitis o tromboflebitis
  • Hipertiroidismo
  • Cáncer en curso
  • Asma
  • Hipotensión

Cómo reconocer una buena Terapia de Drenaje Linfático Manual

Una sesión efectiva de drenaje linfático manual debe durar al menos una hora. Es aconsejable que tu terapeuta disponga en la sala de un ambiente armónico y propicio para la relajación.

Los movimientos del drenaje linfático manual son extremadamente lentos y repetitivos, siguiendo siempre la dirección de los conductos linfáticos.

Asegúrate de que la persona que aplica esta terapia esté titulada. No hace falta que sea fisioterapeuta, puesto que eldrenaje linfático manual no es una terapia oficial. En verdad, el éxito del drenaje linfático manual depende mucho de su destreza profesional, de su intuición y de la precisión con la que realiza la presión y el ritmo.
La pareja Vodder aseguraba que para la eficacia del tratamiento, la persona que aplica la terapia debe sentir la linfa a través de sus manos, percibir la corriente intuitivamente y favorecerla.

Por qué hacerse un Drenaje Linfático Manual

En realidad, no hace falta sufrir ninguna de las afecciones anteriormente mencionadas para recurrir a un drenaje linfático manual. Recibir un masaje de drenaje linfático manual es un placer y un beneficio en cualquier circunstancia. A los pocos minutos se nota cómo nuestro cuerpo se relaja hasta límites insospechados y maravillosos; se siente un relax y una calma muy agradable. Después de un drenaje linfático manual, el mundo parece un lugar más amable y ligero. ¡Compruébalo personalmente!
Además, por su capacidad de depurar el organismo y aliviar la retención de líquidos, se recomienda el drenaje linfático manual para la celulitis y adelgazar, para arrugas y flacidez o para el acné. 

Destacado